INCA JUNGLE TRAIL – Trekking a Machu Picchu

¿Se imaginan… descender en bicicleta una montaña situada a 4350 metros sobre el nivel del mar, sentir la emoción de bajar un río con rápidos de clase III y IV, caminar entre impresionantes cañones, nadar en aguas termales, cruzar el río en tirolesas de más de 60 metros de altura para finalmente llegar al majestuoso sitio de Machu Picchu? Todo esto en 4 días y 3 noches, ¿difícil de creer? Te invito a leer el post completo para convencerte.

De México a Perú

Este viaje fue el primero que hice al extranjero con un grupo de amigos y, lejos de todas las historias que había escuchado acerca de lo desastroso que puede llegar a ser, debo admitir que lo disfruté tanto como si lo hubiera hecho solo. A esta aventura nos sumamos en total 6 amigos mexicanos que con casi 6 meses de anticipación comenzamos a reservar vuelos y recorridos, lo cual nos dio una gran ventaja respecto al costo del boleto de avión a México – Cusco ya que en oferta con LAN Airlines conseguimos un precio de aproximadamente 350 USD vuelo redondo y con Avianca en 430 USD (aunque con una escala extra en Salvador). Les sugiero que ante una oferta como la que nosotros aprovechamos no duden en comprar lo antes posible sus boletos ya que los precios de esta ruta MEX – CUZ regularmente se encuentran por arriba de los 900 USD.

Volamos casi 6 horas desde México hasta Lima donde pasamos la noche entera en el aeropuerto para finalmente tomar el vuelo de conexión a la Ciudad imperial de Cusco donde paseamos por sus espectaculares calles y disfrutamos de su ambiente antiguo y bohemio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descenso en bicicleta y rafting – Día 1

Al día siguiente de nuestro arribo a Cusco iniciamos nuestro camino de 4 días hacia Machu Picchu y muy temprano nos recogieron en el hostal  para luego de pasar por los demás chicos que formarían parte del grupo, emprendimos el camino hacia el nevado del Abra Málaga (a 4350 msnm) para descender en bicicleta por un lapso de aproximadamente 3 horas y media. No es necesario que seas un ciclista experto ni que estés acostumbrado a recorrer diariamente 55kms en bicicleta ya que la carretera está muy bien conservada y el camino es siempre en descenso. A pesar del frío y un poco de neblina, el recorrido fue espectacular y las vistas simplemente te dejan sin habla y con una sonrisa de punta a punta.

Camino Inca y las aguas termales de Santa Teresa – Día 2

El cansancio del día anterior quedó olvidado gracias al agua fría de la ducha, al canto de las aves y las cigarras y, por supuesto, al espectacular amanecer en medio de la montaña. Este día la caminata fue algo prolongada (tal vez unas 7 horas), pero tuvimos vistas increíbles desde un tramo del Camino Inca original

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Tomen su tiempo para caminar a su paso y disfrutar de las vistas porque en verdad que lugares como esos no se visitan muchas veces en la vida. Aprovechen las largas horas de caminata para conocer a los demás integrantes del grupo porque invariablemente del idioma, edad o nacionalidad, les aseguro que, al finalizar el recorrido, sentirán una conexión bastante particular y hasta nuevas amistades puede que se lleven de vuelta a casa.

Este es el grupo con el compartimos estos 4 días de emociones: Jorge de Ecuador; Jenni, Nico y Alicia de Chile; Anders y Amanda de Dinamarca; María José de Holanda y Jorge de España.

Inca Jungle Trail

Atención con este par (Nico y Jenni) porque su viaje termina de una forma bastante interesante:

Camino Inca_10

Pasamos algunos pequeños poblados, cruzamos varias veces el río, paramos en las aguas termales (hot springs) de Santa Teresa y finalmente llegamos al hospedaje ubicado en el mismo poblado.

He de decirles que este día era justamente 15 de Septiembre y la botella de tequila que me cargué desde México hizo su aparición para celebrar las fiestas patrias como se debe. En este punto se unieron al grupo 2 estadounidenses, 2 británicos y 1 chica de Hong Kong, así que la fiesta se prolongó hasta que las piernas pudieron mantenernos en pié.

Tirolesas y caminata por las vías férreas – Día 3

La resaca no fue tan cruel como esperábamos e iniciamos el día con el “Zip Line“; un circuito de 5 tirolesas y 1 puente colgante. Había hecho tirolesa en viajes anteriores, pero debo decir que este lugar tenía un particular encanto, ya que cruzabas por encima del río en más de 1 ocasión. Al finalizar esta actividad nos transportaron en bus desde Santa Teresa hasta Hidroeléctrica donde retomamos la caminata, y que para mí fue el tramo que más disfruté ya que caminas sobre las vías del tren, cruzas muchos arroyos, puentes y comienzas a ver las majestuosas montañas que rodean Machu Picchu. No recuerdo a ciencia cierta cuánto tiempo caminamos hasta el poblado de Aguas Calientes (también llamado Machu Picchu Pueblo), pero he de decirles que ha sido la caminata más placentera que he hecho. En este poblado decidimos sólo descansar ya que a la mañana siguiente deberíamos levantarnos muy temprano y debíamos recuperar un poco de energía para disfrutar al 100% de Machu Picchu.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Machu Picchu y Wyna Picchu – Día 4

Para llegar de Aguas Calientes a Machu Picchu hay dos opciones; pagar 19 USD por un autobús ida y vuelta o caminar cuesta arriba por casi 1 hora y media. Ya habíamos caminado demasiado en los días anteriores así que, animados por el espíritu aventurero, nos decidimos a ir caminando. Para llegar disfrutar a lo máximo de Machu Picchu, debes llegar al primer punto de control antes de las 5:00 am e iniciar a subir cientos de escalones para llegar poco antes de las 6:00 am a la entrada principal del sitio y ser de los primeros en ingresar para tener las mejores fotos (sin las multitudes de fondo).

Adicional al recorrido por la Ciudadela, reservamos con anticipación los tickets para subir (sí, leyeron bien, otra vez a subir!) a la montaña Wayna Picchu la cual que siempre se ve al fondo de Machu Picchu. El camino a Wayna Picchu dura poco más de 1 hora y no es apto para cardíacos ni para aquellos que le temen a las alturas, en verdad hay tramos muy empinados en los que un solo paso en falso te llevaría directo al abismo, pero al final las vistas son aún más espectaculares y debido a que sólo está permitida la entrada a 400 turistas por días (en grupos de 100), las fotos que obtendrás en el camino y en la cima de verdad serán mejores de las que vemos en las postales. El Wayna Picchu para mí fue la cereza del pastel, y si tienen la fuerza y ánimos suficientes, es algo imperdible en la visita a Machu Picchu, sólo recuerden reservar con anticipación.

¿Se acuerdan de los dos chicos a los cuales les pedí que pusieran atención? Bueno pues resulta que el buen Nico le pidió matrimonio a Jenni en la montaña Machu Picchu…  ¿Adivinan qué respondió? Bueno, para cerrar el post, mejor que ella les cuente:

“Nunca pensé que en una de las mejores vacaciones de mi vida había una sorpresa más. El Nico había sido mi amigo 6 años en la Universidad, después empezamos a trabajar en ciudades distintas, comenzamos a salir y a pololear a distancia (como le decimos en Chile). Ese día cumplíamos un año juntos, sí, justo en la cima de Machu Picchu, en el lugar más alto, cerquita de los Dioses Incas, el Nico me dijo que me tenía un regalo especial por ese año juntos. Yo lo encontré injusto porque habíamos quedado en no llevar nada a Perú, y obvio que le empecé a decir que no valía el regalo porque el mío estaba en Chile, en realidad me sentía engañada. Me mira a los ojos como pidiéndome que me calle (para variar yo hablando mucho y demás) y me dice lo siguiente: “Negrita lo que realmente yo te quiero regalar es mi vida”…

Y saca un anillo hermoso de su billetera y me pregunta: “¿Te quieres casar conmigo?”… Yo creo que no alcanzó ni a terminar la pregunta y yo le dije inmediatamente que sí!!! Se me cayeron mis lagrimitas porque no pudo haber sido mejor. En el lugar más mágico del mundo, el mejor hombre del mundo, me había escogido y yo a él para seguir juntos en lo que hasta ahora ha sido, la mejor decisión de mi vida. Jamás olvidaré ese viaje, ni menos, ese hermoso grupo de personas con las que llegué a ese único lugar, a los amigos que hicimos, no olvidaré nada, ni siquiera ese amanecer entre las montañas que descubrieron las ruinas, espero recordarlo hasta muy viejita y de todas maneras espero recordarlo año a año, junto al Nico, por siempre.”

5 comentarios sobre “INCA JUNGLE TRAIL – Trekking a Machu Picchu

  1. QUE MARAVILLOSAS TOMAS, MIGUEL, ME ENCANTA TU ESPIRITU AVENTURERO!!! DIOS TE BENDIGA Y TE PERMITA CONCER MAS DE SUS CRACIONES, EN PERFECTA ARMONIA, SALUDITOS

  2. ¡Que articulo! ¡Me encantó Mike, sinceramente me encantó! Y me vino como anillo al dedo porque precisamente en tres semanas estaré viajando a Perú y haré el Camino Inca. Tu forma de relatar esta experiencia es muy singular, transportas al lector contigo y no te pasas ningún detalle por alto. Por otra parte linda lahistoria que nos cuentas; que forma tan peculiar de Nico para pedirle matrimonio a Jenni, no se me hubiese ocurrido jeje.
    Nada amigo ¡que disfruté mucho esta entrada! Muchos éxitos en tus viajes, y espero nos sigas deleitando con tus experiencias por el mundo. ¡Recibe un abrazo! Rodo

  3. Excelentenarración… de verdad se antoja viajar, estar en peligro… y hasta recibir una propuesta de matrimono, me sentí como viendo una película romántica, jaja… Ya leí completo el artículo, ¿ya leíste el otro cuento? Te admiro mucho, Mike, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s